10 consejos para introducir el minimalismo digital en tu vida

 

La cantidad de horas que pasas delante de una pantalla está directamente relacionado con tu estado de ánimo, tu energía y tu salud.

Por eso es tan importante aprender a hacerte la vida más sencilla, y en el mundo digital, también.

Pasar a ser consciente de todo esto marcó un antes y un después en la forma en la que me relaciono con la tecnología.

TU SALUD ES LO MÁS VALIOSO QUE TIENES.

 

El uso de la tecnología drena la energía de las personas y más aún de las altamente sensibles.

Si de algo me he hecho consciente a lo largo de los años, es que cuando pasas horas frente a pantallas, luego te sientes exhausta.

Incluso, aparecerán los característicos dolores de cabeza y esa especie de tristeza interior.

Entonces, la ansiedad aumenta y terminas por sentirme mal, o más aún, terminas por enfermar si te has negado a escucharte. Así me siento yo cuando abuso de la tecnología.

Y no sé para ti, pero para mí, mi salud es algo valioso.

Como persona altamente sensible debes aprender a cuidar tu energía, ya que te agotas con facilidad.

Así que aleja el ego de la lectura. Para mí han sido y siguen siendo años de adaptación continua.

Se trata de hacerte la vida más sencilla, donde te encuentres mejor y con menos ansiedad. Tómate tu tiempo y ve implementando o planteándote aquello que te resulte más atractivo.

Por eso en este post voy a darte 10 consejos para adentrarte en el minimalismo digital desde mi experiencia.

1. OBSERVA EN QUÉ SE TE VA EL TIEMPO.

 

Si hay algo que me gusta de los nuevos dispositivos electrónicos, es que son capaces de darte información sobre cuánto tiempo los usas y a qué lo dedicas.

Así que antes de cambiar nada, me gustaría invitarte a que echaras un vistazo a esa herramienta que te expone los datos sobre las horas que has pasado usando tu dispositivo y en qué has empleado la mayor parte de este tiempo.

Quizás sea el correo electrónico lo que te mantenga absorto o el incesante parloteo de WhatsApp.

Sea lo que sea, tu dispositivo lo sabrá.

Ver estos datos frente a ti, te hará tomar consciencia y perspectiva para comenzar a realizar acciones que tú necesites hacia el minimalismo digital.

2. SEPARA EL TRABAJO DE TU MÓVIL TODO LO QUE PUEDAS.

 

Seamos sinceros, vas con el móvil a todas partes.

Ten en cuenta de que si además necesitas el móvil para trabajar, los tiempos de uso se dispararán. Pero lo que yo quiero es que atiendas a ese tiempo en el que no es necesario que consultes tu teléfono sin parar.

Y lo sé, separar la vida laboral del ocio en el móvil puede ser muy difícil.

Como autónoma y persona altamente sensible, para mí se hizo una necesidad.

Lo primero que decidí es desligar todos los emails de mi página web de mi móvil. Ver ese puntito rojo indicando que tenía emails sin revisar era algo que me resultaba imposible dejar pasar, como si sintiera una punzada dentro de mí. ¿Y si era algo importante?

Ahora sé que nada es tan importante como para que perturbe mi calma de tal manera.

Establece fronteras. El 90% de mi trabajo se queda en el ordenador.

Al mantener mii trabajo digital en el ordenador me ayudo solo consultarlo/realizarlo decido hacerlo de forma consciente.

Para mí, resulta mucho más sencillo desligarme del ordenador, ya que este se queda en casa o guardado en un cajón mientras no lo estoy usando. Así que la mayoría de mis esfuerzos se centraron en el móvil.

Y si llevas todo en el móvil, nada impedirá que revises el email a deshoras o que contestes mensajes inadecuados cuando no sea el momento.

3. REDUCE EL NÚMERO DE APLICACIONES QUE USAS.

 

¿Por qué y para qué tienes tantas aplicaciones en el móvil?

Y es que cuantas más tengas, más tendrás para consultar y observar.

Te han hecho creer que más es mejor, pero para mí, más es solo sinónimo de más ruido y más distracción.

Créeme no necesitas una aplicación para cada paso que des en tu vida. En unas épocas necesitarás unas y en otras, otras.

Así que lo que yo hice fue observarme. Ver qué aplicaciones usaba casi a diario y las que llevaba tiempo son tocar. Y por otro lado cuáles eran aplicaciones que me estaban robando tiempo y salud, para ver cómo podía reducir su uso o si borrarlas era una opción.

Haz una lista de todas las aplicaciones que llevas en el móvil. Luego borra todo lo que resulta inútil en tu día a día.

A veces no las borrarás por miedo a no recordarlas cuando las necesites. Pues para eso está la lista. Apunta para qué te servía cada aplicación y bórrala luego de tu dispositivo. Cuanto menos ruido tengas más ligero te sentirás.

En mi caso, también decidí borrar todas las aplicaciones de redes sociales, exceptuando whatsapp.

Puede resultarte radical, pero las personas más tranquilas y felices que conozco casi no hacen uso de ellas. Además, en mí misma he notado que cuanto menos tiempo gasto en ellas mejor me siento.

Ahora solo uso Instagram, pero puedo consultarlo en mi ordenador, o cuando necesito o quiero hacer algo puntual la descargo y vuelvo a borrarla.

De esta forma se acabaron los ratos tontos en los que coges el móvil para perderte buceando por ellas. Porque tengo una mala noticia para tí, están diseñadas justo para eso, para que pierdas el control y te pierdas.

Y si como yo, sufres tanto la sensibilidad de tus ojos en contacto con las pantallas y observas como drenan tu energía, alejar estos momentos sin consciencia es de vital importancia para cuidarte.

Retoma el control de tus acciones.

4. CONTROLA LAS NOTIFICACIONES QUE TE LLEGAN.

 

¿Te has dado cuenta de cómo todo en este mundo digital quiere reclamar tu atención? Da igual que sean los email, las aplicaciones de móvil o de ordenador. Todo quiere que le permitas reclamar tu atención en cualquier momento.

Bajo el pretexto de la ayuda o que no pierdas ese instante tan importante.

Pero, ¿sabes qué? Estarás perdiendo algo mucho más importante. El momento presente, lo que ocurre y sucede en tu vida real.

La vida está más allá de una pantalla, que por muy útil que sea, es solo eso.

Nunca olvides que los dispositivos son una herramienta. Puedes sacarles partido o perderte en ellas.

Tu mente y tu ser necesitan descanso. Esa atención constante va reduciendo tu capacidad de atención y aumenta tu ansiedad.

En serio, si eres pas como yo o incluso si no. ¿No crees que ya hay demasiadas cosas a tu alrededor que alteran tus sentidos como para aumentar la cifra de forma voluntaria?

Por eso vuelvo a insistir, retoma el control de tu vida. Todos los aparatos tienen la opción de apagar las notificaciones de cada una de las aplicaciones o funciones.

Vuelve a echar un vistazo a todo aquello que llega a tu pantalla y decide que quieres dejar de forma voluntaria y que no.

En mi caso, tengo todo apagado. Y repito, todo. Soy yo quien elige cuándo y por qué consultar si algo ha llegado a mi.

Y después de más de un año tras tomar esta decisión déjame que te cuente un secreto, nada terrible ha sucedido y sigo estando informada de aquello que me interesa.

5. DISMINUYE EL NÚMERO DE CUENTAS QUE SIGUES EN REDES SOCIALES.

 

¿Cuántas cuentas sigues?¿Lo sabes?

Pues te contaré un secreto, es imposible que puedas ver todo su contenido sin volverte loco o renunciar a tu vida real.

Quizás nunca te lo hayas planteado, pero las redes sociales están evolucionando hacia un uso en que si no te mantienes ahí todo el rato “pierdes contenido”. Déjame que me explique, si sigues muchas cuentas, dejarán de mostrarte aquellas con las que no interactúes. Así de simple.

Así qué piensa, ¿de verdad quiero emplear mi tiempo en interactuar con todas esas cuentas?¿Son de verdad tan importantes? La respuesta es no. Porque ni tú ni yo queremos regalar nuestro preciado tiempo de vida en eso.

Y otro spoiler. Esto también es una trampa para todas aquellas personas que mostramos parte de nuestro trabajo a través de las redes. Nos quieren ahí 24h 7 días a la semana. Y así, es muy difícil vivir.

Yo me propuse un reto para afrontar este problema. Porque tampoco es que nunca quiera ver las redes sociales, hay personas que hacen contenido que me encanta. Pero tenía que tomar el control.

Mi reto fue reducir las cuentas que seguía al máximo de 35 en Instagram y 5 en Youtube.

La cuestión que yo me planteé fue: «Si me perdiera una publicación de esta cuenta, ¿me importaría?¿De verdad quiero ver todas sus publicaciones?».

Ante cualquier atisbo de duda, la respuesta era no.

Al principio me costó horrores, incluso dejar de seguir a amigos y compañeros. Pero me liberó.

Ningún amigo de verdad va a dejar de hablarte por saltarte algunos vídeos de sus hijos, vacaciones o mascotas.

De verdad, pruébalo, siempre puedes volver a seguir una cuenta más adelante si la echas de menos.

Un truco que usé para mantener algunas cuentas cerca y no perderlas en el olvido si quería consultarlas, es guardar uno de sus post. Al principio consultaba mucho esta lista, ahora casi ni me acuerdo de ella.

6. RECIBE MENOS NEWSLETTERS.

 

Parece que quisiera tirarme piedras sobre mi propio tejado, ya que yo soy la primera que tiene una newsletter en su web. Pero de verdad, este tema me saca de quicio.

Mi bandeja de entrada se llenaba casi a diario y era agotador.

Así que tomé una decisión drástica, borrarme de todas y cada una de las newsletters que llegaban a mi correo electrónicos de forma sistemática.

En un corto periodo de tiempo, el ruido se terminó.

Porque al final llegaba tanto que me causaba ansiedad y era incapaz si quiera de leer aquello que de verdad me interesaba.

Y mi consejo es que hagas lo mismo. Puedes realizar una lista si quieres para ser más consciente o no perder la oportunidad de volver a apuntarte si olvidas de dónde venían y las echas de menos.

Hoy puedo decirte exactamente qué llega a mi email y por qué. En concreto estoy suscrita a dos newsletters y me encanta leerlas cuando aparecen.

Así que echa un vistazo a tu bandeja de entrada y plantéate qué quieres ver en ella. Me encantaría que la mía fuera una de las elegidas, pero si no es así, bórrame. Estaré aquí siempre que quieras volver. Reduce el ruido.

7. ORGANIZA Y LIMPIA EL ESCRITORIO DE TU ORDENADOR.

 

Abrir el ordenador y encontrar mil iconos en él, produce el mismo efecto que desbloquear el móvil y encontrar mil aplicaciones. Te rodeas de ruido.

En tu ordenador puedes llegar a acumular miles de carpetas y archivos. Algunos que desde hace muchos años no sirven para nada y que nunca más vas a consultar.

Sé que puede ser una empresa mucho más difícil que poner orden en tu hogar, pero tener organizado tu ordenador te permitirá trabajar menos y mejor.

En mi caso, en mi escritorio tengo solo dos carpetas y ningún otro icono. Una contiene todo lo referente a mi trabajo y la otra, a los estudios que esté realizando en ese momento.

Así que cuando abro mi ordenador sé exactamente por qué y para qué.

Esa limpieza te ayudará a relajar la mirada, concentrarte en la tarea que quieras realizar y encontrar rápido dónde necesitas ir.

8. REGÁLATE UN APAGÓN DIGITAL ANTES DE DORMIR.

 

Tengo que reconocerte que es de lo que más me ha costado implementar, aunque me ayuda mucho a descansar. Y te digo esto desde la experiencia de haber padecido insomnio durante grandes periodos de tiempo o cada vez que padezco épocas de estrés.

Así que si eres un poquito parecida a mí y sufres de ansiedad o te agota todo el tema digital, darte un apagón antes de dormir facilitará tu descanso.

Porque las luces azules de los dispositivos activan tu cerebro, le indican que es de día y que tiene que ponerse en marcha.

Cuanto más las alejes de tu vida más fácil te resultará descansar y dormir.

Según los estudios del sueño, lo ideal sería dejar de lado las pantallas unas dos horas antes de dormir. Esto incluye: tele, ordenador, tablet y móvil.

Para mí fue muy difícil de primeras. En ocasiones no sabía qué hacer o creaba algún conflicto por las rutinas de pareja típicas.

Mi consejo es que si no vives solo, lo hables y expliques el motivo de tu decisión de alejarte de las pantallas antes de dormir. Hablando se entiende la gente y con ayuda siempre será más fácil.

Pero si tu problema es que no sabes qué hacer y te aburres, déjame decirte que también es bueno. Aburrir a tu cerebro de vez en cuando y no hacer nada ayuda a conectar con la creatividad, entrar en esa pausa mental necesaria para descansar y conocerte mejor.

Hay mil cosas que puedes hacer sin necesidad de dispositivos.

En mi caso: leo, juego a juegos de mesa, escribo, paso un tiempo tranquilo con mis gatos, medito, hago yoga, termino de recoger si me dejé algo por en medio… Hay quien sale a pasear o aprovecha para cualquier otra actividad.

La idea es hacer algo tranquilo que te ayude a relajarte, a ir apagando el cerebro y que no requiera que te esfuerces demasiado.

Y si puedes aprovechar para tener una luz suave, el efecto será mucho más efectivo.

9. OLVIDA LO QUE PUEDAN PENSAR LOS DEMÁS.

 

Los seres humanos tenemos opiniones para todo. Además nos encanta contársela a los demás.

Si decides adentrarte en el minimalismo digital o en cualquier otro proceso, siempre habrá personas que te apoyen y otras a las que les parezca mal.

Olvídate de todo esto.

Vuelve a ti y observa por qué y para qué quieres recorrer este camino.

Todo lo demás, deja de tener importancia si te centras en mejorar tu vida. Y cuanto mejor estés tú, más podrás aportar a los demás y disfrutar cada día.

10. HAZLO A TU MANERA.

 

Debes tener presente que esto es mi experiencia, lo que ha funcionado conmigo, mi vida y mis circunstancias personales.

Por ello es importante que consideres hacer las cosas a tu manera. Yo solo espero inspirarte para que explores tu propio camino.

Quizás puedas implementar uno de los consejos, quizás todos. Quizás lo hagas poco a poco o decidas sumergirte de golpe. Da igual.

La vida no es una competición. Explora formas, investiga cómo lo sientes en tu cuerpo y quédate con aquello que te sirva a ti y te siente bien.

Nunca se tratará de ser perfecto, sino de ser lo mejor que puedas para ti mismo en cada circunstancia. Olvida lo que puedan pensar los demás.

EL MINIMALISMO DIGITAL ES UNA OPCIÓN VIVA.

 

Cada uno la vive y la siente como funciona para uno mismo. Tú deberás hacer lo mismo. De nuevo, te repito, se trata de hacerte la vida más sencilla. Y el minimalismo se vive desde perspectivas muy distintas.

Recuerda que puedes empezar explorando estas opciones:

  1. Mira en qué empleas el tiempo de uso.
  2. Separa el trabajo de tu móvil y momentos de ocio. Establece fronteras.
  3. Reduce el número de aplicaciones que usas.
  4. Controla las notificaciones que te llegan y si puedes apágalas.
  5. Sigue menos cuentas sociales.
  6. Recibe menos newsletters, suaviza el ruido.
  7. Organiza y limpia el escritorio de tu ordenador.
  8. Tómate un apagón digital para facilitar el descanso.
  9. Olvídate de las opiniones ajenas.
  10. Hazlo a tu manera.

 

Dime, ¿ves posibilidades a esto del minimalismo digital o te parece imposible? ¿Usas otros enfoques?

Me encantará leer tu opinión para crecer juntos.