Practica YOGA DESDE CASA a tu ritmo para aprender a cuidarte y comenzar a tener la vida tranquila que mereces.

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo que necesitas un cambio?

 

Y es que pasarte los días corriendo de un lado para otro haciendo lo que se supone que tienes que hacer ya no es suficiente.

Te sientes agotado física y mentalmente, necesitas ese cambio. Sin embargo te resulta difícil empezar, sientes que lo haces solo y cada vez que empiezas lo dejas al poco tiempo de comenzar. A veces incluso te sientes un poco egoísta por querer dedicarte tiempo y mejorar.

Pero, ¿y si te dijera que hay otra forma de hacerlo y ver tu vida? ¿Y si te dijera que no estás solo en este proceso y que cada vez somos más tomando consciencia?

En el mundo en que vivimos te dirán que necesitas un trabajo mejor, un coche mejor, una ropa específica, un viaje determinado y un estilo de vida fijo. Sin embargo, esto son solo cosas, y al final, lo que te hará  que te sientas bien es conocerte y cuidarte para darte aquello que funciona y sirve para ti.

Necesitas comenzar a escuchar y apreciar tus sentimientos.

Porque da igual lo que tengas o donde estés, si tu salud no es la adecuada nada de esto importa. Y seguir con ese ritmo, antes o después te hará enfermar. Y entonces, tampoco podrás cuidar de aquellos a los que tanto quieres ni aportar tu valor para mejorar el mundo que te rodea.

 

Puedes encontrar el ritmo que se ajuste a tu vida para empezar

a conocerte y aportar calma a tu día a día.

Porque nunca es demasiado tarde para…

 

✓ Empezar a mejorar tu movilidad corporal y flexibilidad. Tu cuerpo tiene memoria, y con el tiempo, la práctica te permitirá recuperar el rango de movimiento que tenía en sus inicios y sintiéndote más joven y fuerte. Por eso se dice que los yoguis cuentan los años por la flexibilidad de la columna y no por los años que tienen.

Empezar a respirar profundo y dejar de forzar tu cuerpo. Parece raro, pero la mayoría de las personas no saben respirar de forma profundo y continua. Respirar amplio hará que dejes de llevar tu cuerpo forzado y te llenará de oxígeno de forma más eficiente. Porque colapsar la respiración fuerza todo tu sistema con una gran reacción en cadena. Al final, lleva tu cuerpo a medio gas y lo peor de todo, sin siquiera saberlo.

Empezar a dormir mejor. Pasas el día a mil revoluciones y durante la noche tu cuerpo tiene que procesarlo todo, al final terminas durmiendo agitado, preocupado por lo que vendrá o pasó sin mantenerte tranquilo. Aumentar tu calidad de sueño le permitirá a tu cuerpo regenerarse de forma correcta, a tu cerebro descansar y te sentirás con más energía al día siguiente.

Empezar a meditar. Algo más que quedarte sentado sin hacer nada. Existen muchos tipos de meditación y al final, todos pasan por mantenerte consciente en el momento presente. Tú también puedes meditar si te permites pausar y aclarar poco a poco la mente.

Empezar a dejar de sentir dolor todos los días. El dolor es un aviso de que algo pasa, tomarte un calmante no es suficiente cuando el problema viene por malas posturas continuas y  sobrecarga emocional. Lo que hará que todo pase es escucharte y saber darle tiempo a tu cuerpo para que pueda relajarse. Y más aún, aprender a evitar esos  puntos de sobrecarga sabiendo identificar cuando estás llegando a tu límite personal.

✓ Empezar a dejar de exigirte y soltar la tensión emocional. Cuando tus hombros se cargan y sientes ese dolor en la espalda y zona superior es porque estás llevando una mochila que no es adecuada para ti. Hacerte consciente para aprender a relajar y soltar ese peso marcará una gran diferencia en tu vida.

Quiero que sepas que yo misma y los alumnos a los que he ayudado a lo largo de los años también hemos pasado por alguna de estas situaciones en algún momento de nuestra vida.

Hasta que llegó un día en el que decidimos entrar a una clase de yoga para descubrir que hay otras formas de vivir y conocernos de verdad en el proceso.

La primera vez que entré en una clase de yoga fue por casualidad. Mis niveles de estrés estaban por las nubes, mi cuerpo encogido, no dormía y me dolían hasta las ideas a pesar de ir al gimnasio casi todos los días.

Había terminado mis estudios, encontrado un trabajo fijo con una buena posición, vivía sola y mi coche nuevo estaba aparcado en el garaje. Sin embargo, mi ansiedad cada día era mayor y no sabía cómo cambiarlo.

Tras esa primera clase de yoga pude sentirme relajada por primera vez en meses. Con el tiempo comencé a sentirme mejor a nivel físico, aprendí a escucharme y a apreciar mis sentimientos para darme lo que necesitaba.

Decidí formarme como profesora de yoga y conocer más técnicas. Continué investigando, aprendiendo y leyendo a cerca de todas las maneras que había para llevar una vida tranquila, aplicándolo y sintiéndolo en mí.

Fue entonces cuando decidí que si mi vida había cambiado tanto gracias al yoga, debía ayudar a los demás a descubrir los beneficios de una vida tranquila y la escucha interior. Tenía que contarlo.

 

Soy Lidia, profesora de yoga y amante de la vida sencilla.

Y hoy puedo decir con una sonrisa en la cara que tras 6 años compartiendo clases de yoga presenciales y 3 realizando retiros, gracias a los cuales he ayudado a muchas personas a mejorar su calidad de vida, hoy puedo presentarte también mi escuela online para que la distancia no sea un motivo para evitar abrirte a una vida más consciente y tranquila que mejore tu vida a todos los nivel físico, mental y emocional, así como la relación con tu entorno.

POR ESO HE CREADO LA ESCUELA ONLINE .

Porque con la práctica de yoga adecuada, tú también puedes crear la vida tranquila que mejorará tu salud y hará todo más sencillo.

Porque creo que tú también eres capaz de aprender y bajar el ritmo si te das la oportunidad.

Con la Escuela Online tendrás…

Acceso a clases de Hatha Yoga. Una práctica que une la meditación, el pranayama y las posturas activas de forma suave para realizar un trabajo holístico de cuerpo y mente.

Acceso a clases de Yin Yoga. Porque necesitas equilibrio. Aprenderás a sentirte de forma suave, mientras hidratas y flexibilizas las fascias, relajando de forma profunda todo tu ser. 

Acceso a prácticas de Meditación y Pranayama. Con diferentes enfoques y duraciones, para que cada día puedas aflojar la tensión y conectar con tus sensaciones mientras te das una pausa.

Acceso a todo el contenido de clases existente en la escuela, más una clase nueva cada semana. Para que puedas practicar cuantas veces quieras y donde quieras, tú eliges en todo momento.

La oportunidad de plantar un árbol, cada mes que formes parte de la escuela. Colaboro con EdenProjects, una organización lider a la que ayudamos para que pueda reforestar el planeta.

Apoyo completo con un email de contacto exclusivo para alumnos donde enviar tus dudas y consultas. Además de una sección en video donde se explican consejos y curiosidades de la práctica.

Es el momento de tomar una decisión.

30 días de acceso por solo 9,90€

 

Consigue acceso a todas las clases de yoga, consejos, meditaciones y ayúdame a plantar árboles.

Esta escuela te dará acceso a todas las técnicas que comparto con mis alumnos presenciales y que he ido aprendiendo a lo largo de los años de formación y práctica.

Ignorar la importancia y los beneficios de aprender a escucharte y conocerte solo puede llevarte a continuar con el estrés y seguir forzando tu cuerpo. Tú decides. 

testimonios

 

 

Lo que dicen mis alumnos…

Llegué a las clases de Yoga de Lidia por casualidad, y después de un año practicando con ella no puedo estar más feliz.

Es una gran profesional, que transmite de una manera real, cercana y práctica todo lo que implica el Yoga.

Lo que unido al cariño y tranquilidad que desprende, hace que las clases sean mágicas y que casi sin darte cuenta avances a paso firme  y tranquilo en Hatha Yoga.

Isabel Ibarra Simón

Abogada, Murcia

Mi poca elasticidad o nula flexibilidad me hacían pensar que poco futuro iba a tener en la práctica, que no iba a poder realizarla. Pero quería probar y empecé mis clases de Yoga con Lidia. Llevo ya más de un año practicando con ella.

Me ha enseñado a sentirme cómoda con la postura que haga, sin vergüenza, ya que no hay nada malo en si llegamos menos lejos o más abajo. Sino que lo que importa es la intención. Como siempre dice: «el yoga se adapta a ti, no tú al yoga”.

 En cada clase me enseña a quererme, mimarme, perdonarme, no exigirme tanto y a dedicarme tiempo. Para mí es muy importante este aspecto.

Además su forma de comunicar es especial: su voz, entonación, dulzura, delicadeza… Espectacular.

Mercedes Dominguez Bernabé

Opositora, Murcia

¿Todavía dudas de si la escuela online es para ti?

Quiero que entres convencido de que este espacio es para ti. Así que voy a ayudarte a entender si formar parte de la escuela online es lo más acertado para ti, porque de verdad me importa que puedas mejorar tu vida, pero debemos estar en sintonía.

Aunque desde ya te digo que si buscas resultados rápidos y que tu vida mejore sin hacer casi nada este no será el lugar adecuado para ti. Cambiar tu vida y la práctica del yoga son dos cosas que necesitan paciencia y compriso. Pero si estás decidido a comprobarlo por ti mismo y te otorgas el tiempo necesario sin exigencias, verás como todo mejora. Yo te invito a darte la oportunidad de mejorar de verdad.

ES PARA TI SI…

✓Sientes que mereces comenzar a cuidarte

✓Te gusta el yoga o quieres empezar a descubrirlo

✓Buscas prácticas en las que tu forma física no sea lo más importante

✓Necesitas desconectar del móvil y el ajetreo de la vida diaria

✓Te importa cuidar de ti y de los tuyos, así como del planeta

✓Estás dispuesto a aprender cosas nuevas sin prisas

✓Empiezas a ver la importancia de bajar el ritmo más allá de un rato

 

NO ES PARA TI SI…

✓Cuidarte te parece demasiado trabajo

✓No te interesa el yoga y el crecimiento personal

✓Te encanta estar rodeado de jaleo y ruido sin parar

✓Te niegas a mantenerte más presente y menos unido a los móviles

✓Bajar el ritmo no es una opción para ti

✓Quieres que te lo den todo hecho y no quieres comprometerte

✓No estás dispuesto a esuchar y dar importancia a tus sentimientos

Tienes mucho que ganar y nada que perder:

Tú eres lo que más me importa y quiero que estés tranquilo. Nada de esto tendría sentido si supusiera un problema para ti o te creara nerviosismo o ansiedad. Aquí las cosas son fáciles y sencillas.

Si tras una semana, has practicado y decides que prefieres dejar la escuela, te devolveré tu dinero sin preguntas.

Además, puedes cancelar tu suscripción a la escuela online cuando tú elijas y volver a ella de forma igual de sencilla.

Aquí priman los principios de la sencillez y la vida tranquila en todo lo que compartimos juntos. Siempre te trataré de la misma forma que a mi me gustaría que lo hicieran conmigo: con calma, dulzura y sinceridad.

Te alegrará haber dado este paso.

30 días de acceso por solo 9,90€

 

Abraza una vida tranquila con sensibilidad, aprende a escuchar y valorar tus sentimientos, moviliza todo tu cuerpo en el camino y recupera el valor de lo sencillo amando la naturaleza ayudando a plantar árboles mientras practicas yoga.