Creo en un mundo a un ritmo distino, más lento y consciente, en el que los sentimientos vuelvan a guiarnos en vez de avergonzarnos.

Creo en un mundo a un ritmo distino, más lento y consciente, en el que los sentimientos vuelvan a guiarnos en vez de avergonzarnos.

La realidad es, que desarrollar la flexibilidad mental te dará mayor tranquilidad que si eres o no capaz de colocarte la pierna detrás de la cabeza.

Creo que todos somos capaces de aprender.

 

Aunque a veces, pensar que tú no eres capaz, se interpone en el camino. Con la práctica de yoga adecuada, tú también puedes crear la vida tranquila que mejorará tu salud y hará todo más sencillo.

Enseñarte y acompañarte es mi trabajo. Estoy deseando ayudarte.

Porque lo importante no es cuánto logres doblar tu cuerpo, sino lo que aprendes en el camino hacia tus pies.

 

No creo en personas perfectas ni prácticas mágicas, pero sí en la fuerza que tiene escucharte y hacerlo lo mejor que puedas en cada momento respetando lo que sientes.

Bajar el ritmo es posible. Y es que no se trata de hacer más actividades, sino de aprender a sentirte y hacer aquello que sí aporta valor a tus días.

 

Pasarte todo el rato corriendo y alerta sin tiempo para cuidarte acaba pasando factura a tu salud. Y cuando esto falla, lo demás ya no importa.

 

Creo que cuidarte es un acto de amor hacia ti y aquellos que quieres. Recuerda, si tú no estás bien, será difícil que puedas ayudar a nadie más.

Soy Lidia, yogui y eterna estudiante del camino de la calma.

Empecé Yoganímate porque quería crear un espacio seguro donde puedas sentirte acogido y libre de abrir tus sentimientos.

Un lugar para aprender a llevar una vida tranquila y relajarte rompiendo con el ritmo actual impuesto. Sé que hay otra forma de vivir.

Mas que profesora, me considero una compartidora de experiencias, ya que solo enseño aquello que practico.

Descubrir mi alta sensibilidad y aceptarla, me hizo seguir creciendo. Siento el yoga y todo cuanto le rodea como algo más que un tiempo en la esterilla. Para mí es un estilo de vida.

Trabajar en el mundo del yoga me ha permitido ayudar, conocer y aprender de cientos de alumnos a lo largo de los más de 5 años que llevo compartiendo mi experiencia.

Lo que me gusta de este trabajo es poder ayudar.

Siento la importancia de ofrecer la calidad y el trato humano que a mí misma me gustaría encontrar.

Creo que la única regla válida es el respeto. Así que llevo mi trabajo y mi vida de la misma forma, con tranquilidad y respeto.

Conmigo no encontrarás prisas ni plazos exigentes.

testimonios

 

 

Lo que dicen mis alumnos…

Tras el retiro contigo me siento centrada en mí, en cuidarme física y emocionalmente, vine renovada y algo cambió en mí. Lo recomendaría sin dudas, eres una profesora muy dulce, me gusta tu forma de transmitir. Lo que más me gustó de ese fin de semana fueron las prácticas de yoga, como siempre, y la gente que conocí. Segundo año que voy y me sigue encantando la experiencia. 

Lorena Velez

Enfermera, Elche

El yoga y este mundo eran totalmente desconocidos para mí y sentía que me llamaba. Tras este tiempo contigo me siento más conectada conmigo misma. Lo recomiendo, es una experiencia muy enriquecedora a nivel espiritual. Y a nivel personal aún mejor, puesto que el trato fue exquisito.

Lucía Jerez Rodriguez

Consultora, Granada

DESCUBRE

LA ESCUELA ONLINE

Porque soy consciente de que no siempre tienes la oportunidad de desplazarte o disponer del horario que quieras.

Cada semana ofrezco nuevas clases de Hatha y Yin Yoga, además de tutorias.

Es un espacio pensado para ayudarte a practicar estés donde estés, tanto si es tu primera vez como si ya has dado tus primeros pasos.

Si sientes más curiosidad sobre mí, aquí te dejo unos datos adicionales:

  • Aunque nací en Madrid, me gustan las ciudades más pequeñas donde todo vaya más despacio, encontré mi hogar en Murcia.

  • Soy de mañanas, pídeme que madruguemos, pero si tengo que acostarme tarde me quedaré dormida sin remedio.

  • Adoro la naturaleza, en mi casa me decían que soy más de campo que un chaparro (un arbolito campestre).
  • Tengo alma gatuna, de siempre me he llevado bien con ellos, ahora comparto mi vida con dos peludos y un humano que nos quiere.

  • Al terminar de estudiar ciencias ambientales y el máster, trabajé más de dos años pegada a un móvil 24h. Pero decidí dejar de intentar cambiar las cosas y empezar a cambiar cómo estaba llevando mi vida.

  • Tras tiempo de práctica, empecé a formarme en el yoga como antiguamente, acompañando a mi profesora en todas las clases que daba. Con el tiempo he hecho  formaciones de 500h y cursos adicionales, aunque no creo en los diplomas.

  • Soy vegana, por convicción propia, por el planeta y los animales.

  • Viajar me da la vida, me encanta descubrir sitios pequeños y tranquilos.

  • Me gusta leer y cocinar para comer casero, aunque fregar los cacharros se me hace cuesta arriba hasta con calma. Nadie es perfecto.

  • Creo de verdad que todos podemos llevar una vida más respetuosa y tranquila que nos ayude a dormir más profundo por las noches.

 

Me has inspirado y quiero aprender a vivir con más calma. 

¿Dónde puedo ir ahora?

 

Sabes, algunos nos tiramos de cabeza y otros preferimos meter primero un pie en el agua. Voy a mostrarte todas las opciones para que encuentres la que mejor se ajusta a tu momento. Aprende prácticas del yoga y sus enseñanzas para sentirte y encontrarte mejor.